HISTORIA DE COMWEIR

Moderador: Moderadores

Reglas del Foro

Cualquier punto de vista u opinión expresados en este foro son propios de su autor y no representan necesariamente los de RCModelistas.es

En prácticas
En prácticas
Karma: 0
Mensajes: 2
Registrado: 07 Abr 2013, 22:45
NotaPublicado: 08 Abr 2013, 21:30
Soy nuevo en este foro, al cual he accedido por casualidad al rebuscar en la red alguna referencia a algo que forma parte de los mejores recuerdos de mi infancia... el motor Comweir (¡que se escribía con M...! :) :) ).

Me llena de alegría saber que aún hay personas que se interesan por este pequeño retazo de la historia... porque el artífice técnico de ese motor fue ni más ni menos que mi padre. Y aunque por aquel entonces yo tendría unos diez años, aún recuerdo esos momentos con mucha nostalgia y con cierto orgullo porque la verdad es que si algunas cosas no hubiesen sucedido, como la terrible crisis del 73, podría haber llegado a consolidarse ese proyecto.

Bueno... Comweir fue una aventura que surgió casi de casualidad. Todo empezó cuando mi padre, Arturo Pérez, recibió el encargo por medio de un amigo para fabricar para Don Arturo Valgañón la maquinaria para la maqueta de un barco. Aún recuerdo los engranajes en plástico blanco (no sé exactamente qué tipo de plástico era), era una preciosidad. Tanto, que despertó la admiraciòn del Sr Valgañón. Y éste le propuso a mi padre aplicar sus conocimientos en algo práctico. Y dado que mi padre se encontraba en aquellos momentos en situación de desempleo, aceptó la propuesta.

La fabricación, totalmente artesanal, empezó con la fabricación de una bancada de pruebas para el motor, una manija en aluminio que sin querer pecar de vanidad era preciosa, y enseguida llegó el motor. Un motor del que recuerdo algunas cosas, aunque de manera muy somera (recuérdese que yo tenía entonces sólo diez años, o poco más). Recuerdo sus elegantes aletas refrigerantes en color negro mate. Su cojinete de agujas, algo que ya mi padre me dijo entonces que era lo mejor que se podía montar en esos motores. Las pruebas para determinar el régimen de revoluciones del motor... aunque en la caja hacía referencia a las 15.500 RPM, en esas pruebas llegó hasta las 20.000.

Recuerdo también alguna visita de Segrelles a mi casa, aunque no el motivo de las mismas, pero casi diría que con fines puramente técnicos, ya que pasado ese periodo ya nunca más lo volví a ver.

Ese motor era una pieza de absoluta artesanía. Tan artesano que incluso yo hoy en día no tengo ninguno de ellos, cosa que sinceramente lamento.

En efecto fue producido en el Levante español. Y para ser más exactos, en Burjassot, en la calle Colón, en el número 91 y en la puerta 4, una cuarta altura sin ascensor. Ahí se produjeron, en una sencilla habitación (aunque dotada de una maquinaria ampliamente surtida), casi todos los motores que fueron puestos a la venta. Posteriormente pasaron a un pequeño taller instalado en una habitación que alquilaron a "la compañia" ( :D :D ) en el Colegio La Fontaine, también en Burjassot.

Lamentablemente, con la crisis citada, el nivel adquisitivo de la mayoría de las personas cayó en picado, y el empuje necesario para haber podido crecer no tuvo lugar. Al final fue inevitable la disolución de la sociedad, con un alto coste económico y emocional para todos.

Lo peor que le sucedió a mi padre fue que cuando estaban montando la factoría de Ford en Almussafes fueron a buscarle para contratarle. Pero al estar comprometido en este proyecto, en el que tenía una gran fe, declinó la propuesta. Tras el cierre del mismo, acudió a Ford donde en efecto fue contratado, pero en muy inferiores condiciones a las que sin duda podría haber disfrutado de haber aceptado en su momento la propuesta inicial. En la vida hay momentos muy concretos que nunca se vuelven a repetir.

Quinta Avenida fue la firma que mayor compromiso adquirió con mi padre. Recuerdo perfectamente a su dueño, un señor catalán del cual lamentablemente no recuerdo el nombre (y lo siento muchísimo). Y recuerdo cuando hacía las cuentas con mi padre. Y como dentro de la exactitud que requieren los negocios, aún así se olvidaban algunos números por apuntar, siempre a favor nuestro (de mi familia). Generosidad.

Recuerdo también haber acompañado a mi padre a algún otro comercio del sector, pero en los que lamentablemente no obtuvo el apoyo tan necesario que en esos momentos precisaba, y que hubiese permitido consolidarse ese bonito proyecto.

Creo que con esa aventura perdieron mucho algunos, sobre todo quienes pretendieron llevarla a término. Pero sin duda sí que ganaron mucho quienes acabaron con uno de esos motores en sus manos. Porque sinceramente, y sin "pasión de hijo", era un motor cuidado en todos sus detalles.

Recuerdo también un carburador para modelos teledirigidos, del cual sí que conservo uno de ellos en su caja de plástico rígido. Una pieza de las que bien se podría decir que es como las que monta Rolls Royce en sus coches. Cuidada, detallada, pero siempre sin dejar de ser una pieza mecánica bien ajustada.

La aventura Comweir terminó con la residual venta de botellas de mezcla en Quinta Avenida. Recuerdo las interminables sesiones de llenado que me pasaba entre el olor del éter, del petróleo y demás componentes de la misma. Porque era una mezcla de cuatro o cinco componentes, cada uno de los cuales cumplía una función muy concreta. No era gasolina y aceite, sin más. Al final, incluso esto fue apagándose poco a poco.

Con el tiempo, incluso Quinta Avenida desapareció. Cuando me enteré de esa noticia, lo lamenté mucho. Porque ese comercio fue clave para que lo poco que pudo llegar a ser Comweir pudiese llegar a serlo. Todos tenemos en nuestras vidas deudas de gratitud, y en la mía la principal es con ellos. Con ese señor (que lo era) que apostó por lo nuestro. Con otras personas de la tienda de las cuales tampoco recuerdo el nombre que siempre se portaron con nosotros de la mejor de las maneras.

Sirva este escrito como un homenaje de gratitud hacia todas esas personas que se implicaron, cada uno por sus motivos, con esa hermosa aventura que fue Conweir... los "Arturos" ( Don Arturo Pérez Montó, creador técnico, y Don Arturo Valgañón, socio capitalista), Quinta Avenida, todos aquellos otros comercios que pudieron colaborar también con ellos (de los que lamentablemente no recuerdo nombres ni caras). Pero ante todo y sobre todo, a todas aquellas personas que demostraron su confianza e interés al adquirir uno de nuestros motores. Y digo "nuestros" porque yo también forme parte, en cierta manera, de toda esa aventura. Como "enano" para las tareas más rudimentarias, pero partícipe al fin y al cabo.

Actualmente yo me dedico al modelismo ferroviario. Y sin duda, de buscar un paralelismo, veo reflejado lo que pudo ser Comweir en la empresa Electrotrén, pionera en España de los modelos a escala HO y N. Sin menospreciar a otras como Ibertrén, por supuesto. Pero es que los comienzos fueron muy similares... un artista mecánico que recibe el apoyo de un socio con medios económicos para llevar a cabo una empresa. Pero claro... Electrotrén empezó a finales de los años cincuenta, con más de diez años para poderse consolidar. Nosotros no tuvimos esa preciada oportunidad.

Un cordial saludo a todos.
Citar

RCModelista
RCModelista
Karma: 0
Mensajes: 378
Registrado: 06 Sep 2011, 15:32
NotaPublicado: 08 Abr 2013, 22:25
Muchas gracias, Arturo, por toda esa informacion "de primera mano"... de un motor muy poco conocido, pero, "Genuinamente Iberico"...

Intentare recopilar lo que se publico en las revistas especializadas de la epoca .... como adelanto, este anuncio, publicado en la revista "AVION"...
Imagen
Citar

RCModelista
RCModelista
Karma: 0
Mensajes: 378
Registrado: 06 Sep 2011, 15:32
NotaPublicado: 09 Abr 2013, 13:39
Despiece del motor COMWEIR ...
Imagen

... Y publicidad de "Quinta Avenida"...
Imagen
Citar

RCModelista
RCModelista
Karma: 0
Mensajes: 1904
Registrado: 02 Jul 2009, 23:43
NotaPublicado: 09 Abr 2013, 22:57
Bien venido a nuestro foro Arturo y muchas gracias a JAGL :) :) :)
He contestado a este sorprendente hilo que se relaciona con una cita de Agosto de 2010, casi tres años despúes, en el hilo de "Motores que hicierón Epoca"
Saludos a ambos, Antonio
Q.E.D. (No que en paz descanse) sino: "Quod Erat Demostrandum"
Citar

RCModelista
RCModelista
Karma: 0
Mensajes: 3464
Registrado: 03 Ago 2011, 23:06
NotaPublicado: 10 Abr 2013, 00:24
Bonito he historico relato , esto hace historia de la buena ....
No llegue a conocer tal motor aunque soy quinto de esa época , me hubiera gustado tenerlo en mis manos como tuve otros muy famosos de esa
quinta ....

Gracias por compartir esos relatos Arturo ,muy didactico tú hilo, de los mejores que he leido ;) ;) ;)
Trataré de buscar ese motor y comprar una unidad de el en perfecto estado ;)
Citar

RCModelista
RCModelista
Karma: 0
Mensajes: 2654
Registrado: 02 Abr 2009, 09:13
Ubicación: Guadalajara
NotaPublicado: 21 May 2013, 23:21
Una foto del motor Comweir. ;)

Imagen
Menos es más ... divertido
Canal de videos: http://www.youtube.com/user/jmcalata
Citar

RCModelista
RCModelista
Karma: 0
Mensajes: 248
Registrado: 19 Oct 2012, 18:06
Ubicación: Madrid
NotaPublicado: 22 May 2013, 10:20
Arturo tu no seras por casualidad el Bell de Railwaymania :?: :?: si es asi saludos del prorry :lol: :lol:
Saludos [|:-{))
Toda Helice que sube nuestro Modelo hasta el Infinito, luego a la hora de Aterrizar no frena un Carajo
Citar

En prácticas
En prácticas
Karma: 0
Mensajes: 2
Registrado: 07 Abr 2013, 22:45
NotaPublicado: 01 Feb 2021, 20:56
David Garcia escribió:Arturo tu no seras por casualidad el Bell de Railwaymania :?: :?: si es asi saludos del prorry :lol: :lol:

David, al cabo de casi ocho años te respondo !!!! :lol: :lol: :lol: :lol:

No, no soy Bell, el de Railwaymanía. Y sigo con los trenes.

Disculpa la demora... ¡Nunca es tarde si la dicha es buena!
Citar

Volver a Aeromodelos de vuelo circular

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados